Cuando los nervios te traicionan.