Tenían que ser iguales.